Marisol López del Estal | Directora de El Periódico de Extremadura

Marisol López del Estal | Directora de El Periódico de Extremadura

El Periódico de Extremadura: fedatarios del pasado, portavoces de futuro

El periódico cumple un siglo de vida consolidado como líder digital de la comunidad y referente de independencia y credibilidad para sus lectores

Acto de entrega de la Medalla de la Comunidad a ‘El Periódico Extremadura’.

Acto de entrega de la Medalla de la Comunidad a ‘El Periódico Extremadura’.

Para El Periódico Extremadura este casi finalizado 2023 es un año de felicitaciones. El decano de la prensa extremeña se ha convertido en centenario, sumándose a otras cabeceras de Prensa Ibérica que tienen a gala haber gozado de la confianza de varias generaciones de lectores a lo largo del convulso siglo XX y estas dos primeras décadas del XXI. Celebramos ahora, conjuntamente, el 45 aniversario del grupo editorial al que pertenecemos, Prensa Ibérica, alumbrado casi al mismo tiempo que la Constitución que dotó a los españoles, por primera vez en décadas, de una Carta Magna que recogiera sus derechos y acreditara la libertad y la igualdad de todos los ciudadanos.

Dos principios que rigen la labor de todos los profesionales que integran la plantilla de El Periódico Extremadura, premiada en este 2023 con la concesión de la Medalla de Extremadura. El máximo galardón de la comunidad autónoma viene a reconocer ese esfuerzo continuado por atender una demanda concreta: «Los extremeños buscan información y opiniones libres y quieren acceder a fuentes fiables», afirmaba el presidente de Prensa Ibérica, Javier Moll, al recoger la distinción sobre el escenario del Teatro Romano de Mérida el 7 de septiembre, víspera del Día de la Comunidad. Una búsqueda en un tiempo de exceso de ruido mediático en el que resultan imprescindibles cabeceras de referencia como El Periódico Extremadura. El aniversario de la cabecera añadió más trascendencia, si cabe, a acontecimientos señeros, como la entrega del premio a los empresarios del año el pasado mes de junio. El galardón más antiguo de la región es cita obligada y referente, desde 1996, para los actores que impulsan la economía de Cáceres y de Extremadura en general.

El centenario diario extremeño es un ejemplo de evolución y de fe en el papel que juega la prensa más cercana, la regional y local. Decía la filósofa catalana Victoria Camps que a la España interior, apartada de los grandes ejes de desarrollo y víctima de la despoblación, le ha faltado siempre poder realizar su propio relato, o más bien quizá el relato que se ha impuesto desde los centros de poder venía siempre realizado de parte, de una sola parte, desconocedora, a menudo, de las verdaderas circunstancias más allá de las alfombras de los despacho de las grandes urbes.

La apuesta decidida de Prensa Ibérica por ese periodismo que consigue elevar la voz de territorios como Extremadura vendría a cumplir esa reivindicación del relato propio, porque el conjunto de cabeceras del grupo traza el dibujo completo de la situación, de la auténtica realidad de España.

El Periódico Extremadura cumple 100 años y su editora, Prensa Ibérica, llega a los 45, por haber sabido llevar a cabo tan importante función social. La tecnología permite ahora amplificar tanto los logros como las necesidades, más allá de los límites regionales. El Periódico Extremadura ronda los tres millones de usuarios únicos en su edición digital, según los últimos datos facilitados por Comscore. La entrañable Leoncia, inmortalizada en la plaza de San Juan en la escultura de bronce de José Antonio Calderón, tendría hoy que sumar, a ese ejemplar de papel cuyos titulares voceaba a la entrada a la majestuosa ciudad histórica de Cáceres, un teléfono móvil o una tablet, dispositivos a través de los cuales somos capaces de llegar a los extremeños que habitan en las provincias de Cáceres y Badajoz, pero también a los miles que tuvieron que emigrar a otros lugares de España y del resto del mundo.

El Periódico Extremadura es líder en audiencia digital de la comunidad, bastante más del doble que su competencia. El público avala así el esfuerzo de adaptación que el diario viene realizando en los últimos años en el terreno tecnológico. Y al mismo tiempo, el rotativo es capaz de mantener intacto ese afán por la información veraz con la que quienes en él trabajamos nos sentimos comprometidos cien años después de su fundación, en el imponente palacio de la Generala. A su entrada queda como testigo el monolito del arquitecto Tomás Vega, inaugurado precisamente este año de celebraciones, con una placa que rinde homenaje a quienes hacen posible el ejercicio del periodismo.

Un oficio que tanto tiene de vocación consigue renovar la ilusión entre quienes cada día ejercen de portavoces de una sociedad que exige su derecho a la creación de oportunidades para cerrar esa sangría demográfica que, solo en el último año, ha provocado la pérdida de casi 2.000 habitantes en la comunidad autónoma. El Periódico Extremadura defenderá cada una de las aspiraciones legítimas de mujeres y hombres de esta tierra, en la que se abren paso luces que alumbran ese porvenir que se antojaba oscuro. La comunidad es una de las principales despensas de Europa. Tiene una próspera industria agroalimentaria y modélicos ejemplos de sectores tan pujantes como las renovables, entre otros proyectos industriales que pueden cambiar, definitivamente, el perfil del territorio. El Periódico Extremadura es también el transmisor de los atractivos que convierten la comunidad en destino preferido de los amantes de la naturaleza y del turismo cultural. Y estará con Cáceres en la carrera para conseguir, con todo merecimiento, convertirse en capital cultural europea en 2031, siendo partícipe de una nueva década al servicio de los extremeños. En este mundo tan aparentemente a la deriva, el periodismo más cercano puede iluminar el camino y servir de impulso para encauzar otro siglo como testigo de la historia de Cáceres y Extremadura, de la mano, siempre, de Prensa Ibérica.