Antonio Cid de Rivera | Director de La Crónica de Badajoz

Antonio Cid de Rivera | Director de La Crónica de Badajoz

La ‘Crónica de Badajoz’ alcanza la mayoría de edad

Diario gratuito y con web propia, se consolida como referente informativo del sur de Extremadura y afronta este 2024 su relanzamiento definitivo

Dos lectoras de ‘La Crónica de Badajoz’ leen el diario en una terraza.

Dos lectoras de ‘La Crónica de Badajoz’ leen el diario en una terraza.

La Crónica de Badajoz cumplirá el año que viene 18 años de andadura diaria consolidada como referencia periodística de la ciudad del Guadiana. Alcanza una mayoría de edad que se pretende aprovechar para relanzar este medio de comunicación con personalidad propia, afianzando su forma de trabajar pegada al terreno e informando de cuantos acontecimientos tienen lugar en la ciudad y la provincia. Con una edición en papel de lunes a viernes y una edición digital abierta, se ha convertido un medio consolidado en muy corto espacio de tiempo.

Los orígenes de La Crónica de Badajoz se remontan a 2002. Fue el 28 de enero de ese año cuando salió a la calle por primera vez pero entonces era una publicación semanal. Se trataba del primer periódico general gratuito que llegaba a los hogares de los pacenses. La Crónica de Badajoz nacía como medio de comunicación urbano y matutino y se mantuvo así hasta el 7 de febrero de 2006 en que pasó a ser diaria fruto de la aceptación de los lectores y los anunciantes. Desde el 18 de abril de 2019 este periódico es propiedad del grupo editorial Prensa Ibérica.

La filosofía de la prensa gratuita es que el lector no paga por su ejemplar, que se distribuye por distintos puntos de la ciudad y entidades o empresas colaboradoras. Los ingresos se obtienen gracias a la publicidad que se inserta en las páginas. En este sentido, La Crónica de Badajoz se ha convertido en una plataforma ideal para la promoción de productos y servicios en la capital pacense y sus alrededores, primero solo en papel y más tarde también en digital.

En estas casi dos décadas La Crónica de Badajoz ha sido fedataria de los principales acontecimientos de la ciudad y sus redactores han estado presentes en los más destacados acontecimientos políticos, sociales, económicos y culturales. La apuesta de ‘La Crónica’ -como es conocida popularmente en Badajoz- es un ejemplo de información veraz, contrastada y en muchos casos valiente y en primicia. Sus 16 o 24 páginas y su edición en internet han forjado entre los ciudadanos una idea de comunidad cuyos fieles se informan de cuanto pasa en Badajoz y Extremadura casi en exclusiva. No en vano, el periodismo de cercanía se lleva por bandera y nada se escapa a la información servida casi en tiempo real de cuando ocurre.

La Crónica de Badajoz es testigo de las principales fiestas que se desarrollan en la ciudad: la Feria de San Juan, el Al Mossassa, los Carnavales, la Semana Santa, las romerías de Bótoa y San Isidro, los festivales de jazz o música sacra, el Badassom, La fiesta de los Palomos y otras citas culturales. También sigue muy de cerca todo lo que sucede en la Institución Ferial de Badajoz (Ifeba), donde se desarrollan importantes ferias transfronterizas, las empresas o el deporte, ahondando en los equipos locales de fútbol o baloncesto.

No olvida la actualidad política, la información del Ayuntamiento, la Diputación de Badajoz, la Junta de Extremadura o la Universidad. Y ha sido altavoz de reivindicaciones sociales como la plataforma logística, el AVE y el ferrocarril digno que demandan los extremeños. Finalmente, no puede perderse de vista la honda preocupación social de La Crónica de Badajoz, que se materializa en información sobre asociaciones de vecinos, colectivos ciudadanos, trabajadores, personas en riesgo de exclusión… que tienen en sus páginas el altavoz de sus necesidades y problemas.

La distribución de La Crónica de Badajoz es un milagro cotidiano que no pasa desapercibido para los habitantes de la capital del Guadiana. Cada mañana un grupo de jóvenes realiza el reparto de los ejemplares en 23 puntos estratégicos establecidos. Miles de pacenses recogen sus diarios en la zona centro, las barriadas o la periferia. La estampa de pacenses disfrutando de sus pantagruélicos y famosos desayunos con La Crónica de Badajoz delante es habitual en muchos establecimientos de hostelería de la capital. En la actualidad, el periódico cuenta con una tirada de 4.000 ejemplares diarios (de lunes a viernes) que se agotan en las primeras horas del día. El resto de la jornada y los fines de semana se atienden con coberturas web donde los periodistas de La Crónica van informando de cuantos acontecimientos tienen lugar en la ciudad y su entorno.

Los Premios ‘Empresario de Badajoz’

La implicación de La Crónica de Badajoz con el destino de los pacenses es tal que ha creado unos premios empresariales: los Premios ‘Empresario de Badajoz’. Se fallan en noviembre de cada año y reconocen los esfuerzos de los hombres y mujeres de negocios por crear riqueza y empleo en la provincia. Ya hace doce años que, con el patrocinio del Ayuntamiento de Badajoz, estos galardones se han convertido en todo un estandarte de lo mejor del espíritu emprendedor. El inmenso trabajo de los creadores de riqueza se pone de relieve en una iniciativa cuyo principal objetivo es el crecimiento económico. Un jurado independiente es el que se encarga de decidir cada año quiénes son los galardonados en sus distintas categorías.

Cada edición de los galardones es un acontecimiento en la ciudad y su gala de entrega de premios tiene gran repercusión social. Durante meses, en La Crónica de Badajoz se reciben los dosieres de las empresas, aunque también pueden proceder de propuestas de asociaciones empresariales y miembros del jurado. El trabajo del sector empresarial es básico para el crecimiento de una ciudad y una provincia en todo momento. Pero ahora más que nunca cobra un papel indispensable y además es un ejemplo de adaptación a las difíciles circunstancias.