Ángel Báez Calvo | Director de Mediterráneo

Ángel Báez Calvo | Director de Mediterráneo

Mediterráneo, 85 años de periodismo vivo en Castellón

‘El Periódico Mediterráneo’ cuenta con trabajadores muy involucrados en una transformación tecnológica que les permite una mayor cercanía al usuario

El diario refuerza su liderazgo desde la cercanía y las nuevas tecnologías.

El diario refuerza su liderazgo desde la cercanía y las nuevas tecnologías.

El Periódico Mediterráneo, perteneciente al grupo Prensa Ibérica desde 2019, atesora 85 años de trayectoria periodística al servicio de la sociedad de Castellón, en los que ha sido la cabecera líder y de referencia para los lectores de la provincia. Ángel Báez Calvo dirige el periódico desde agosto de 2022, tras suceder en el cargo a José Luis Valencia, que estuvo al frente del mismo desde 2005 hasta dicha fecha.

Un equipo de más de 70 profesionales desarrolla su labor en el periódico a diario, tanto en su edición en papel como en digital, para ofrecer toda la información de interés político, cultural, social y económico que acontece en las 135 poblaciones de la provincia, con su capital, Castellón, al frente. Las noticias de proximidad y sus protagonistas configuran las señas de identidad y la razón de ser de una publicación local que se ha convertido en referente en su demarcación y que ha sabido superar momentos claves de la historia de nuestro país y adaptarse al progreso de su actividad a nivel tecnológico.

Mediterráneo nace como propiedad del Estado, como parte de la Prensa del Movimiento. En un principio, constaba de 4 páginas, con partes de guerra y notas sobre la conquista fascista. Su primer director fue Ramón Villolta y a los 6 meses le sustituye Maximiano García, al que sucede Terencio Puig, hasta mediados de 1939, en que es sustituido por Obdulio López. El periódico atraviesa una crisis económica propia de la posguerra y a punto de desaparecer se pone al frente del mismo Jaime Nos, quien asegura su continuidad con la ayuda del gobernador civil, José Andino. Nos ejerció de director durante los 32 años posteriores, en los que impulsó el diario con su entusiasmo y capacidad de liderazgo.

De su ubicación inicial en la calle Caballeros se pasó a los sótanos del Teatro Cine Sindical y de ahí a la avenida del Mar. Se cumplían 20 años de labor, con excelentes resultados que situaron al periódico entre los más rentables de la cadena nacional. Con la llegada del huecograbado en la década de los 60, Mediterráneo despega y los domingos y fechas señaladas ofrece a sus lectores suplementos especiales con los que se incrementa la publicidad. En estos años, la provincia se desarrolla a nivel industrial, con la cerámica al frente.

Tras la jubilación de Jaime Nos, en 1975, asume la dirección José Mª Marcelo, para ceder el testigo a Carlos Briones, quien permaneció en el cargo hasta finales de 1976. Este impulsa el periódico, con más información local y comarcal. En 1977 regresa como director José Mª Marcelo, quien formó parte de la plantilla 42 años, hasta 1980. Eran los años precedentes a la desaparición de la Prensa del Movimiento, de una transición política difícil y en los que el periodismo viraba hacia una nueva era. Bajo su batuta se produce una de las principales renovaciones tecnológicas: se pasa de la tipografía a la fotocomposición y a la impresión en offset. En 1980 le sucede Luis Herrero, quien culminó el proceso de modernización del periódico con nueva imagen y formato tabloide. Ese año se pone en marcha una nueva rotativa que comienza a lanzar un Mediterráneo multicolor. Funcionó hasta 1997. Doce meses permaneció Herrero en el cargo y le sucedió José Luis Torró, con la misión de cumplir las instrucciones de la Cadena de Medios de Comunicación Social del Estado.

En 1984, el Estado decide privatizar la Cadena mediante pública subasta de cada cabecera. A la de Mediterráneo se presenta Ángel Pérez Ponz -quien después sería presidente de Promociones y Ediciones Culturales, SA (PECSA)-. El diario pasa a ser una empresa privada. De 1984 a 1986, el nuevo director es Tomás Álvarez. En esta etapa confecciona anuarios, organiza los premios Personajes del Año, Cafés de redacción, Bodeguillas… Le sucede Javier Andrés en 1986, año en el que traslada sus instalaciones a la actual ubicación en la carretera Almassora. En la nueva sede ya cuenta con teletipos, telefotos, télex y máquinas de escribir, y se moderniza el diseño de las páginas. En 1987 deciden publicar una edición diferente para Vila-real, con páginas interiores específicas y portada propia, que continúa vigente hoy en día.

En 1989, Benigno Camañas sustituye a Andrés. Con él al frente se produjo un cambio determinante en el sistema informático, con la incorporación del Red-1. También se potenció el suplemento de los lunes de Deportes. A principios de los 90 le sucede de manera provisional Jesús López, redactor jefe en aquel momento. Desde finales de 1991 y principios de 1992, Mediterráneo afianzó su liderazgo, con 66.000 lectores diarios y una tirada de 8.000 ejemplares.

En 1992 entra en el accionariado de Mediterráneo el Grupo Zeta, propietario de El Periódico de Catalunya, y se inicia el proceso de integración en un holding multimedia. Nombran como director a Jesús Montesinos, quien imprime al diario un nuevo estilo: consolida su mercado y lo amplía con nuevas políticas de promoción, un nuevo enfoque periodístico y un diseño más gráfico. En 1996 se adquiere una nueva rotativa y sistema informático. Y en noviembre de 2005, Montesinos es sustituido por José Luis Valencia. En 2007 se pone en marcha una nueva rotativa que multiplica el color y amplía la capacidad de impresión de los productos propios y externos. En esta etapa alcanza los 90.000 lectores diarios y se potencia el desarrollo digital con la puesta en marcha de elperiodicomediterraneo.com y redmediterraneo.com, además de canales tematizados de gastronomía, fiestas, azulejo, ocio… En estos años aumenta la interacción social del medio con la provincia, con la organización de eventos como los Premios Empresa del Año -que en 2023 han cumplido su XXVI edición-, jornadas empresariales, congresos, foros, ferias, conciertos, carreras populares,… A ello se suma el aumento de la oferta de suplementos fijos y comerciales, una publicación especializada en la industria cerámica, El Periódico del Azulejo, que también cuenta con una edición online, elperiodicodelazulejo.com, así como crónicas informativos de diversas poblaciones (Vila-real, Nules, la Vall d’Uixó, Moncofa, Almenara, Benicàssim y l’Alcora) y revistas temáticas de sociedad (Gente de Castellón) y ocio (Go).

En 2019, Prensa Ibérica adquiere el Grupo Zeta y pasa a editar la histórica cabecera, a la que dota de un nuevo sistema informático y una remodelación de su página web, con un diseño unificado con el resto de cabeceras del grupo, y en la que la incorporación de vídeos y galerías de imágenes cobra protagonismo, al igual que la difusión de las informaciones a través de las redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram, Telegram, LinkedIn y WhastApp). Como medio multiplataforma, cuenta MediTV, la televisión de El Periódico Mediterráneo, de contenido hiperlocal. Hoy en día, la web del diario registra una media de 1.400.000 usuarios únicos al mes y 10 millones de páginas vistas, según datos de Comscore. Unos datos que avalan el buen hacer de la empresa y sus profesionales, que trabajan con tesón para seguir ofreciendo el mejor periodismo de Castellón con independencia, libertad, pluralidad, rigor y compromiso social.